Portada1

Prensa mecanica y servo prensa: automatización de procesos

2 abril, 2015

La prensa mecánica o prensadora es una máquina para troquelar materiales tan diversos como cartón, plástico o metal. Lo hace gracias a un volante de inercia, mediante el cual almacena energía que transmite al troquel, ya sea de manera mecánica (prensa de revolución total ) o neumática (prensa de revolución parcial). Este tipo de prensa no sirve para embuticiones profundas porque aplica la fuerza de forma rápida y seca, en vez de hacerlo de forma constante.

En la prensa eléctrica o servoprensa, se elimina el embrague y se sustituye el volante de inercia por un acople directo entre el motor que acciona la prensa y la transmisión al carro. Este nuevo sistema mejora la productividad y la flexibilidad frente a las prensas mecánicas y permite controlar el tiempo y la velocidad del carro, a diferencia de lo que hace la prensa mecánica. La servoprensa es mucho más versátil, con ella es posible hacer pruebas de troqueles, estampación en caliente, inyección de plásticos, de aluminios… En muchas ocasiones puede sustituir a las prensas de acuñar, a las hidráulicas, a las de palanca acodadas, a las link-drive, etc.

Lo que ha ocurrido tiempo atrás, es que no se le sacaba todo el partido a la servotecnología, debido a que usaban la servoprensa para lo mismo que la prensa mecánica. Se la consideraba una máquina independiente, con una labor muy concreta, en vez de incluirla en el sistema de manufactura.
Para optimizar al máximo su potencial, es necesario que se acoplen los movimientos programados del carro con el equipo de automatización. Esto hará que aumente el SPM (carreras por minuto), elevando el rendimiento. La multicarrera es otra de sus virtudes. Logra hacer golpes repetidos sobre un material, sin necesidad de cambiar de estación. Como su propio nombre indica, el modo multicarrera hace varias carreras antes de llegar al punto muerto inferior, ahorrando costes de material y tiempo.

Gracias a que cada vez es más el provecho que se le puede sacar a las servoprensas, su fabricación es cada vez más sofisticada, lo que favorece que se siga avanzando en el campo de la servotecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *