Servoprensas

En una servoprensa, la corredera se comporta como un eje de control numérico. Así, la velocidad de la misma queda definida y controlada por la máquina, tanto su valor como su dirección de movimiento. De este modo se pueden programar distintas velocidades en el recorrido del carro a lo largo del ciclo. Esto permite la optimización de las curvas de posición y velocidad para cada uno de los troqueles, lo cual provoca incrementos importantísimos en la productividad.

Un programa mecatrónico incorporado al control de la prensa optimiza las prestaciones y nos indica las velocidades máximas de producción con los parámetros elegidos libremente por el usuario.

Este programa es también el responsable del “Energy Management” o gestión de la energía, mediante el cual, con valores similares de conexión eléctrica a la red a los de una prensa convencional, podemos instalar y trabajar con una servoprensa. El fundamento de este sistema es el almacenamiento de la energía originada por la deceleración de la corredera al llegar a la zona de trabajo, y la utilización de la misma energía para acelerarlo en la carrera de ascenso. El almacenamiento de energía se realiza mediante motores de alta inercia.

La seguridad de la prensa está garantizada por el control numérico y por frenos hidráulicos externos de seguridad.

La gama de fuerzas nominales de estas prensas va desde 1.600 kN hasta 30.000 kN.

Para cada pieza a realizar existen diferentes dimensiones de mesa y carro, 2 o 4 bielas, así como los accesorios necesarios para realizar y optimizar el proceso productivo.

Descubre más sobre nuestra Servoprensa de 20.000 kN!